Esta pagina web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia como usuario. Si continua navegando estara dando consentimiento a la aceptacion de nuestra politica de cookies. VEASE POLITICA DE COOKIES aceptar

Ventajas de las batería de Litio

Esta tecnología es la más utilizada en la actualidad para teléfonia, notebooks, Tablet, PDAs, reproductores MP3/MP4, entre otros aparatos electrónicos. Las baterías basadas en esta tecnología tienen varias ventajas:

Elevada densidad de energía: Acumulan mucha mayor carga por unidad de volumen.

Poco peso: A igualdad de volumen, son menos pesadas que las de tipo Ni-MH o Ni-Cd.

Poco espesor: Se presentan en placas rectangulares, con menos de 5 mm de espesor. Esto las hace especialmente interesantes para integrarlas en dispositivos portátiles que deben tener poco espesor.

Carecen de efecto memoria: El efecto memoria es un fenómeno que reduce la capacidad de las baterías con cargas incompletas. Dicho fenómeno se produce cuando se carga una batería sin haber sido descargada del todo previamente: se crean unos cristales en el interior de estas baterías, a causa de una reacción química al calentarse la batería, bien por uso o por las malas cargas. Para prevenirlo no hace falta esperar a descargar totalmente la batería antes de realizar una carga, basta con que una de cada pocas cargas sea completa.

Descarga lineal: Durante toda la descarga, el voltaje de la batería apenas varía, lo que evita la necesidad de circuitos reguladores. Esto puede ser una desventaja, ya que hace difícil averiguar el estado de carga de la batería.

Baja tasa de auto descarga: Al guardar una batería, ésta se descarga progresivamente aunque no se use. En el caso de las baterías de Ni-MH, esta "auto descarga" puede suponer un 20% mensual. En el caso de Li-Ion es de solo un 6% en el mismo periodo.

Desventajas de las baterias de litio

A pesar de todas sus ventajas, esta tecnología no es el sistema perfecto para el almacenaje de energía, y posee algunas desventajas, como ser:

Duración media escasa: Casi independientemente de su uso, sólo tienen una vida útil de unos 3 años.

Soportan un número limitado de cargas:entre 500 - 1000, menos que una batería de Ni-Cd o Ni-MH.

Son caras: Su fabricación es más costosa que otras soluciones similares, si bien actualmente el precio se aproxima rápidamente al de las otras tecnologías debido a su gran penetración en el mercado, con el consiguiente abaratamiento.

Pueden sobrecalentarse: Están fabricadas con materiales inflamables que las hace propensas a detonaciones o incendios, por lo que es necesario dotarlas de circuitos electrónicos que controlen en todo momento la batería.

Peor capacidad de trabajo en frío: Ofrecen un rendimiento inferior a las baterías de Ni-Cd o Ni-MH a bajas temperaturas, reduciendo su duración hasta en un 25%.

Cuidados especiales de la baterias de Litio

Estas baterías no tienen efecto memoria, y por ello no hace falta descargarlas por completo. De hecho no es recomendable, dado que puede acortar mucho su vida útil.

Sin embargo, y a pesar de no requerir de un mantenimiento especial, al igual que las otras baterías, necesitan ciertos cuidados:

Es recomendable que permanezcan en un sitio fresco (15 º C), y evitar el calor excesivo.

Cuando se vayan a almacenar durante mucho tiempo, se recomienda dejarlas con una carga intermedia.

La primera carga no es decisiva en cuanto a su duración. Es un mito probablemente heredado de las baterías de níquel.

Es preciso cargarlas con un cargador específico para esta tecnología. Usar un cargador inadecuado dañará la batería y puede hacer que se incendie.